Y al mirarlo a los ojos la estrella se enamoró de aquel angel perdido, y supo que desde aquella noche su luz ya tenía dueño




lunes, 16 de mayo de 2011

LA LLUVIA Y YO

Amo la lluvia. Hace tiempo que  llegó a mi vida para convertirse en compañera de mi soledad y llenar el vacío que tu dejaste en ella.
Llegó sin avisar en el mismo momento en que tu salías para no regresar jamás,  y trajo con ella el amor que me robaste.
Sus gotas parecían brillantes estrellas caidas del cielo que acariciaban mi cuerpo, aquel que un día vivió y soñó entre tus brazos.
Eran suspiros de los ángeles que en forma de agua se precipitaron a la tierra, para bañar mi piel intentando borrar de ella tu recuerdo.
Ese llanto de mar que hoy cae sobre mi rostro, se mezcla con las lágrimas que derramo por tu ausencia. Pequeñas partículas saladas que besan mis labios que quieren volver a beber de ti.
Pero tu ya no estás a mi lado y esas gotas incesantes inundan mi alma y van apagando la pequeña llama de vida que aún habita en mi corazón.

Y cuando la lluvia cese, que me quedará?

3 comentarios:

Cantares dijo...

Que hermoso! muy triste pero precioso, me encantó.
Besos

RELTIH dijo...

UFFFFF, ME AGONIZASTE!!!!
BESIS

Primavera dijo...

Pero tambien el agua es purificadora, es sandora, deja que fluya y siente como cierra ese circulo que no te deja mirar el futuro, no mires mas el pasado, de que te sirve? solo para seguir abriendo mas grande una herida, hay que cerrar para sentirte liberada.
Primavera