Y al mirarlo a los ojos la estrella se enamoró de aquel angel perdido, y supo que desde aquella noche su luz ya tenía dueño




sábado, 7 de mayo de 2011

ENTRE EL AMOR Y EL ODIO

Te odio por haberme dado ilusiones para luego arrancármelas de golpe cuando más las necesitaba

Te odio por haberme hecho confiar en la vida y en la gente cuando la realidad es que no puedo hacerlo

Te odio por llenar mis oídos y mi corazón de promesas de amor eterno que no puedo arrancar de mi alma

Te odio por hacerme creer en los milagros para luego demostrarme que no existen para mi

Te odio por haber cogido mi mano cuando me estaba hundiendo para luego soltarla y dejarme caer de nuevo.

Te odio por no haber tenido para mi una carta, un mensaje; por dejarme esperando una explicación a este final o unas palabras de despedida a las que aferrarme.

Te odio por hacerme sentir especial y luego descubrir que solo fuí una más en tu lista de conquistas

Te odio por dejarme sola en este mundo que me asusta, por hacerme sentir que no soy nada para ti y que nunca lo he sido.

Te odio por hacerme sentir tan ridícula, tan pequeña, tan poca cosa, mendigando tu cariño.

Te odio porque me has dejado vacía, hueca, seca por dentro.

Pero sobre todo me odio a mi misma por no poder borrarte de mi corazón y cerrar la puerta como tu hiciste para nunca más mirar atrás.

A quien quiero engañar... no te odio, solo quiero convencerme de ello para poder sobrevivir sin ti..

11 comentarios:

RELTIH dijo...

UFFFFFF, QUÉ AGÓNICO ES ESTAR EN ESE MALDITO ESTADO!!!
BESOS

Primavera dijo...

Hay tantas personas asi cuando mas necesitas a la persona que tienes el corazon te suelta la mano, alejandose, pero no puedes seguir mirando hacia atras, eso te hace mucho daño y ahora necesitas motivarte, llenarte de alegria, estar en buena compañia, amigos que te daran ese apoyo que la otra persona no te ha dado...
Espero que sigas mejorando y arriba el animo.
Primavera

Cantares dijo...

Ay! no odiar no, despreciar en todo caso pero odiar hace daño al que lo siente.
Besotes

Rocío González dijo...

"Te odio por no percibir desde lo que te queda de corazón... lo mucho que te amo"
Los sentimientos se encuentran y chocan, salen chispas, duele, pero conforta por que me recuerda que sigo viva, sigo viva para continuar odiándote.

¡que bien, cuántas emociones! un abrazo y aplausos para esta bella creación.

cata dijo...

Bueno...tranquila, aunque ahora no puedas creerlo, ya llegará la fase de la infidiferencia, que es la mejor.
Besos

cata dijo...

Bueno...tranquila, aunque ahora no puedas creerlo, ya llegará la fase de la infidiferencia, que es la mejor.
Besos

Estrella del Mar dijo...

Hola amiga Antares,
muy buenas noches,
que alegría poder pasar
por tu bonito blog para saludarte.
"Éntre el amor y el odio solo hay un paso".
Pero para que nuestros corazoncitos no sufran pues lo mejor es que ese paso los desviemos hacía otro rumbo, por ejemplo "El campo del olvido". Muy lindo tu escrito, muy
bien narrado como la vida misma, te dejo besos y abrazos grandote y me ha sido de mucha alegría pasar a saludarte, feliz comienzo de semana.

Anónimo dijo...

no sufras odiando,solo consigues hacerte daño y odiar no es bueno.
las cosas no le van nada bien,ya está pagando por el daño que nos hizo.
nuestros actos pasan factura tarde o temprano y ÉL lleva tiempo rindiendo cuentas,no me alegro,pero es justo.
animo eva,tu eres mucho más que alguien que solo es capaz de odiar.

ANTARES dijo...

Hola anónimo, creo que se quien eres y agradezco tu comentario pero te equivocas de persona, esa de la que tu hablas solo merecio por mi parte un texto de desahogo, nunca tuve ningun sentimiento real hacia él, solo fué una equivocación, alguien que se aprovecho de mi momento. El no merece ni siquiera mi odio porque no me importa. La persona que ocupo y ocupa mi corazón, la que me hace llorar, a la que dedico mis escritos es solo una, el unico amor de mi vida, y no lo odio, como hacerlo, si lo quiero como el primer dia, solo intento engañarme y que no duela tanto. un beso

Anónimo dijo...

no sabes como me alegro,un beso.

Anónimo dijo...

no sabes como me alegro,un beso.