Y al mirarlo a los ojos la estrella se enamoró de aquel angel perdido, y supo que desde aquella noche su luz ya tenía dueño




lunes, 3 de mayo de 2010

NO LO ENTIENDO...


María se había pasado la vida sintiendose rechazada por su madre, y no podía entenderlo...
Ya no sabía que hacer para complacerla o agradarla.
Recordaba cuando de pequeña era la niña perfecta, educada, que siempre sacaba buenas notas nunca se metia en problemas. Pero eso no parecia ser suficiente. Su hermano siempre problemático fue en cambio el preferido, el más mimado.
Ella no valoraba nada de lo que hacía María, siempre había algún reproche que hacer, algo que no estaba bien...
Se sentía tan sola, tan poco querida, tan falta de cariño, que pensaba que si eso era la vida prefería desaparecer de ella.
Se pasó los años esperando un gesto de aprobación, un comentario agradable como un perro callejero que espera las migajas de una festin...con cualquier cosa se hubiera conformado. Necesitaba tanto un abrazo, un beso o un te quiero que nunca llegaron....pero imaginaba que eso era demasiado pedir...
Ella se sentía culpable pensando que no era buena persona, que no sabia hacer nada, que no merecía amor...como iba a ser digna de ello si ni su madre se lo daba.
Tantas veces cuando en casa las discusiones no paraban se encerraba en la habitación, se tapaba los oidos llorando, y solo pensaba en dasaparecer preguntandole a Dios porque no se la llevaba con él y así dejaba de sufrir.
Con el paso de los años su temor se hizo mayor y siempre pensaba haber heredado su caracter y esa falta de ternura, esa incapacidad de dar cariño. Pensaba que si algún día se casaba y era madre actuaría de la misma forma con esa preferencia por uno de sus hijos, ignorando al otro de forma cruel.. Quizás por eso ella había decidido que no tendría descebdencia, temiendo causarles ese dolor que a ella le atenazaba desde la infancia.
Aunque ahora ya era mayor y vivía sola la situación no habia cambiado y su madre seguia teniendo ese poder para hacerla sentir una mierda, para estar siempre ahi haciendole ver que seguía sin valer nada, que cualquier otra persona era mejor que ella.
Cada vez más estaba convencida que su frágil caracter y su baja autoestima se debían a esa figura maternal que siempre la maltrató psicológicamente.
Su padre le decía que no lo hacía a propósito, que simplemente no sabía querer...pero de que te sirve eso...como evitar que te afecte algo así cuando esa persona es tu madre, la que te dió la vida....
Ahora despues de un nuevo desencuentro, se ve sentada en un banco mientras recuerda, e intenta agarrarse a algún momento agradable vivido juntas, alguna alegría en su relación, pero solo puede sentir odio, rabia y dolor, mucho dolor....y eso le da miedo. En que se está conviertiendo?
Los pensamientos agradables cada vez son menores, ya casí no existen en su mente, y eso la va sumiendo poco a poco en un pozo muy oscuro y sin fondo.
Pero que más dá...nada cambiará y menos ya a estas alturas, solo le queda dejar pasar los días, dejar pasar la vida preguntándose ¿porqué no me quieres mamá?

26 comentarios:

Cantares dijo...

La actitud de la madre no puede cambiarse, sì podemos cambiar la forma de mirar ese comportamiento, podemos entender que es una pobre persona, con el alma enferma, incapaz de amar el fruto de su vientre, podemos verla de forma tal que deje de hacernos daño.
Es una forma de salir adelante.
Es una forma de no "repetir" la historia vivida.
Es una forma de no castigarse por algo que jamàs podemos controlar ni modificar:los sentimientos del otro.
Besotes

FAIL dijo...

Hay que entender que nadie puede ser como queremos que sea. La familia no se elije. Realmente es duro lo que cuentas, es triste llegar a vivir esa situación día tras día. Tenemos que agarrarnos a los que nos quieren y no alejarnos, pero aceptar a los demás y evitar en lo medida de lo posible lo que nos hace sufrir. Es muy complicado e injusto, pero hay que saber lo que uno vale. Que una madre no es quien te pare.
A veces, alguien te encuentra para darte ese cariño, ese amor que te falto en el hogar. Maria puede que lo haya encontrado en otro lugar. Eso le demostrará que no es ella si no la madre la que tiene el problema y uno no cambia no se da cuenta. No me vale la "no maldad". Hay gente que prefiere perderse el "conocer y querer a alguien y creeme, la única que sale perdiendo es ella....

Un beso

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Un ejercicio sanador leo. Una forma de decir "Te quiero" y tal vez de preguntar "¿Me quieres?", en una ficción de un alter ego que supera a quien lo escribe...

Me solidarizo con tu personaje y creo que describir-lo es una catarsis buena...

Un abrazo desde Colombia

Igualmente,gracias por compartirnos tu alma... o tu imaginación, como a bien quieras

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Me gustó la forma en que narras

Un saludo desde este lado del mar

alvaro dijo...

escribes suave acariciando las palabras, pero tienen fuerza..me gusta como escribes

reltih dijo...

un relato muy triste. hay muchos inconvenientes personales qué aunque seamos mayores, padre o madre, no nos salva de cometer errores. un tema muy serio.
besos

Rosa dijo...

Gracias de todo corazón por tu apoyo y cariño, ya me opere y ayer me dierón el alta, estoy recuperandome con tu cariño sincero me recuperare pronto.
Gracias amiga
Un besito Rosa

azul dijo...

jo que pena me ha dado...no tengo palabras...pobre...y ya hay casos asi eh ....jo!!No entiendo no querer a alguien que has llevado dentro, cuantas frustraciones tiene que tener esa madre

Un beso

ANTARES dijo...

Gracias por vuestros comentarios, la verdad es que el tema es dificil, las relaciones lo son y más cuando se trata de familia directa. Bueno dejaremos a María reflexionando.
Rosa estoy muy feliz de tu vuelta ánimo y a recuperarte que es lo primero
besos a todos

Sakkarah dijo...

Yo te entiendo porque he vivido lo mismo...

Seguro que si te quiere, que te quiere mucho; pero hay personas que ansian la perfección en las personas que quieren, las exigen demasiado.

Un beso.

ANTARES dijo...

Gracias Azul y Sakkarah, como dije hay gente que quiere pero no sabe como hacerlo o demostrarlo quizás es eso...pero duele.
un besito

AROBOS dijo...

Debe ser una situación dura. He conocido caos de ese tipo.

Militos dijo...

He conocido alguna madre como la que narras, no la mía, que no era muy dada a arrumacos, pero se leía el amor en sus ojos, pero sí en las de algunos conocidos.

Encoge el corazón el realismo de tus palabras. Me gusta leerte.
Un beso con mi cariño

Anónimo dijo...

Seguramente la madre de Maria no sabía hacerlo de otra forma, ya que influye mucho las vivencias de cada uno y el cariño que quiza le dieron o no a ella y que no sabemos porque le ha hecho ser distinta con cada uno de sus hijos. Por desgracia hay más "madres" como las de Maria de las que haria falta, que hacen mucho daño a sus hijos, ya que estos no pueden pasar del problema pues tienen su autoestima tan dañada, que si no están muy recuperados en la actualidad, toda la vida por personas que tengan a su alrededor que les amen, necesitan que sea su madre la que les demuestre su amor y tambien su aceptación.
Como siempre está redactado con una garra increible. Un besazo. LUNA

Anónimo dijo...

Seguramente la madre de Maria no sabía hacerlo de otra forma, ya que influye mucho las vivencias de cada uno y el cariño que quiza le dieron o no a ella y que no sabemos porque le ha hecho ser distinta con cada uno de sus hijos. Por desgracia hay más "madres" como las de Maria de las que haria falta, que hacen mucho daño a sus hijos, ya que estos no pueden pasar del problema pues tienen su autoestima tan dañada, que si no están muy recuperados en la actualidad, toda la vida por personas que tengan a su alrededor que les amen, necesitan que sea su madre la que les demuestre su amor y tambien su aceptación.
Como siempre está redactado con una garra increible. Un besazo. LUNA

Ofelia dijo...

Me ha impresionado especialmente tu relato.

Quizás porque soy madre.

Lo único que he deseado para mi hija desde que nació es su felicidad. Pero, fíjate, para tener un hijo no te exigen que pases unas pruebas que certifiquen tu capacidad para educarlo.

Hoy pienso que la educación que le he proporcionado, guiada por un amor inmenso, sólo le sirve para sufrir.

Incluso podría darse el caso de que ella pensara que no ha cumplido las expectativas que yo tenía respecto a ella.

No es así. Hace falta esforzarse en la comunicación. Si tú consideras a tu hija fuerte, sensible, inteligente.... se lo transmites. Pero, a veces, tu valoración se entiende como exigencia y, al menor revés,ella piensa que te ha defraudado.

Eva, el amor de una madre es inmenso siempre, aunque se equivoque al creer que unos de sus vástagos es el más débil y necesitado de protección.

Me encantaría charlar contigo tranquilamente sobre este asunto.

Un abrazo

Patricia 333 dijo...

Hay gente que quiere pero no sabe como hacerlo o demostrarlo


Te puedo decir mil cosas del amor de una madre para con sus hijos y lo se porque soy madre , muchas madres estarian de acuerdo conmigo

Es tanto lo que ama una madre a sus hijos que no pensaria en dar la vida por ellos LO HARIA no tendria ni que pensarlo , Una da la vida por sus hijos

Pero desgraciadamente hay casos que muchas madres le quitan la vida a sus hijos , muy duro pero es la realidad ...

No creeo que este sea el caso de Maria mas bien siento que su mama
no sabe demostrarle amor .

Un abrazo y todo mi cariño

estoy_viva dijo...

Pues hay personas asi que pena verdad? porque pocas madres no darian la vida por un hijo.
Un maravilloso relato.
con cariño
Mari

Ro dijo...

Que historia mas triste, aunque más común de lo que nos gustaría admitir. Creo que la protagonista, es la que tiene la posibilidad de cambiar, recordemos que la vida esta hecha de creencias, "lo que crees, eso es" y no por que así sea afuera, sino por que la cabeza lo dice. ¡Corre María, corre! aléjate de quien no te quiere, regálate una vida...
Aunque a estas alturas, ya su personalidad es masoquista, lo aprendió bien pronto, así que no me extraña el final de la historia, se queda al lado de la madre para seguir "lamiendo sus heridas".
Conmovedora historia.
Un abrazo
Ro

ANTARES dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios la verdad es un tema duro y dificil y todos decis cosas muy ciertas e interesantes, me ha gustado leerlas...yo tambien creo bueno estoy segura de que esa madre quiere a Maria pero hay amores que matan...
Ofelia...gracias por pasarte te echaba de menos
un beso amigos

Salmaia dijo...

he leido fascinada i entristecida a la vez, parece como si fuera yo quien lo escribiera... perdonar de corazón es muy dificil.... quise esrtar por elección propia en los últimos dias de mi madre, 72 horas sin apartarme de su lado, abrazandola, acariciandola i diciendole, que la había perdonado iy que la queria que podia irse cuando quisiera que la acompañaria hasta el suspiro final....la mecia cantandole una canción de cuna bajito y muy suavemente entre medicos i morfinas...su mirada i sonrisa,,,- ella que nunca me sonrio.- en su final ha sido un bálsamo para mi dolor, explico esto para poder espresarte que trabajar el perdon es dificil pero pero liberador, necesario para que podamos dejar el lastre de todos los momentos, iy dias y años que nos anclan en una ponzoñosa espiral. espero que pueda ayudarte, porque somos nosotros los que podemos y debemos ser paerte de la solución y no del problema, estoy segura de que en tu interior tienes maravillosas herramientas y cualidades que quizàs ignoras solo es que desees cambiar. un beso.

ANTARES dijo...

Gracias Salmaia por tu comentario, tienes razón lo sé....Me ha hecho mucha ilusión que me escribieras.
un beso

Antonio Misas dijo...

Yo no quiero que me quieras como tú quieres quererme o, no quererme. Una vez oi a una dentista decirle a una chica, en una conversación en la silla, mientras enredaba en la boca, tú no te sentirás bien hasta que no se muera tu madre, hasta ese momento no te curarás de tanto resentimiento, ese día descansarás y te sentiras libre. No se si tendrá razón, el momento aun no ha llegado pero si tenía sentido.

Besos y abrazos

Anónimo dijo...

A mi una compañera de trabajo, siempre me ha dicho, que ella no vivio tranquila hasta que murio su madre, me aterra el pensar que a mi me pase lo mismo.

ANTARES dijo...

Creo que a María tambien le aterra pensar en esa situación porque ella solo desea que la quieran...pero es complicado
un beso a los dos

Anónimo dijo...

no entiendo sinceramente, jamas llega una a entender la vida, las relaciones, las mentiras, la maldad, el odio, las venganzas peor si son de sangre, que triste lo unico que llegas a entender es el dolor, el sufrimiento, el llanto, la angustia la soledad,el hambre, pero lo peor de todo esto, es cuando una madre no te llega a querer nunca nunca, y eso eso es una de las muertes mas horrorosas (en vida) que pueda llegar a tener cualquier ser humano, en la faz de la tierra. vivi durante 52 años al lado de una madre que nunca nunca, de me dio amor, ni cariño, peor una caricia. BENDITAS SEAN TODAS LAS HIJAS E HIJOS QUE HAN TENIDO UNA MADRE QUE JAMAS JAMAS, LOS HAN QUERIDO.